La ARM es una organización de interés social, de ayuda mutua sin ánimo de lucro, formada por afectados de distrofias hereditarias de retina

Una terapia celular contra la degeneración macular asociada a la edad

Share on pocket
Share on email
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Fuente: Noticias de la ciencia

La degeneración macular asociada a la edad es una enfermedad degenerativa y la primera causa de ceguera no hereditaria en personas mayores. Solo en España, la cifra de afectados es de unos 800.000, según las últimas estimaciones.

Unos científicos evaluarán una nueva terapia celular que podría servir como tratamiento para esta enfermedad.

El trabajo lo realizarán investigadores de la Fundación Progreso y Salud, de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, y profesionales sanitarios del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Virgen Macarena, todas estas instituciones en España.

Concretamente, se llevará a cabo un estudio preclínico para evaluar la eficacia de un parche creado a partir de células madre.

Este estudio, liderado por el investigador Francisco Díaz Corrales, consiste en producir un injerto en forma de parche a partir de células madre que pueda ser trasplantado a los pacientes que sufren esta enfermedad. Este trasplante sustituiría a las células de la retina que resultan dañadas por la enfermedad, ya sean fotorreceptores o epitelio pigmentario de la retina.

La degeneración macular asociada a la edad se inicia por la pérdida de las células del epitelio pigmentario de la retina. Los estudios apuntan a que su sustitución podría ofrecer una estrategia prometedora para su tratamiento.

En este sentido, el proyecto se centra en generar células que puedan adoptar las características y funciones de las células propias de la retina. Para ello, se recurre a la técnica de reprogramación celular, lo que permite coger células adultas y reprogramarlas para otorgarles características específicas haciéndolas pluripotentes y pudiendo adoptar las funciones que les han sido inducidas. Las células que se obtienen tras este proceso se denominan células madre pluripotentes inducidas.

Una vez que se han generado estas células, con ellas se creará el injerto en un laboratorio destinado específicamente a la producción celular. La intención es lograr obtener información sobre la seguridad y eficacia del trasplante, lo cual permitirá impulsar un ensayo clínico futuro que, en última instancia, se llevaría a cabo en personas afectadas por la degeneración macular donde se evaluaría, entre otras variables, la recuperación de la agudeza visual.

El proyecto ha sido seleccionado por la plataforma Precipita de la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT) y está abierto a donaciones de quienes quieran colaborar con él y contribuir a su desarrollo. (Fuente: Junta de Andalucía)

Lo más reciente: